La depresión de Farafra

Conocida como Ta-iht o “La tierra de la Vaca”, en los tiempos faraónicos, es una ciudad abandonada, de la cual su parte más antigua descansa sobre una colina al lado de un tranquilo bosque de palmeras, un poco más lejos, hay fuentes de aguas freáticas en Bir Setta y El Lago Mufid, donde se puede nadar. Las casas de los oasis de Qasr-Al Farafra y Qasr Abu Minqar estan construidas sobre las ruinas romanas. En el centro de las casas el museo y estudio muestra las pinturas y cerámicas de artistas locales, un jardín lleno de esculturas hechas de los materiales básicos que han podido obtener en el desierto. Jerseys de pelo de camello hechos a mano, calcetines y bufandas son, interesantes productos de artesanía local que pueden encontrar. También se pueden realizar excursiones en jeep o camello.

El Desierto blanco de Egipto

Un viaje al Desierto Blanco es algo que ningún visitante del Nuevo Valle debe olvidar. Los viajeros que vienen de Bahariya cruzarán a través el Desierto Negro, pasando por el estrecho oasis de El Heed. Muy cerca, hay algunas ruinas romanas, incluyendo una iglesia con pinturas coptas. Bahariya y Farafra estan separadas por gigantes y doradas dunas de arena lo que ayuda a realizar un maravilloso reportaje fotográfico durante el viaje. Una vez se adentran en el Desierto Blanco a traves del pasage de Al-Sillim, se encontrarán con un paisaje único con surrealistas formas ocasionadas por la erosión del viento y las particularmente fascinantes puesta de sol y amanecer. Pueden hacer excursiones en camello y jeep, que incluyen comida y pan del día hecho en la arena, al estilo de los beduinos

Deja un comentario